miércoles, 15 de noviembre de 2017

Vicepresidente de Ecuador irá a juicio por caso Odebrecht

QUITO. La Corte Nacional de Justicia de Ecuador llamó este martes a juicio al vicepresidente Jorge Glas y a otros doce acusados de asociación ilícita para beneficiarse supuestamente de millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.
La resolución del juez Miguel Jurado convierte a Glas, en prisión preventiva desde el 2 de octubre, en el político en activo de mayor rango en ser procesado por este megacaso que ha sacudido los círculos del poder y la política en América Latina y África.
La Fiscalía sostiene que Glas recibió a través de un tío suyo, también detenido, unos 13,5 millones de dólares en coimas por contratos adjudicados a Odebrecht, que repartió en Ecuador alrededor de 47,3 millones de dólares por ese concepto.
Según fuentes judiciales, el proceso podría prolongarse varias semanas.
De ser hallados culpables, Glas y los otros involucrados, entre ellos un excontralor de Ecuador y dos exdirectivos de la petrolera estatal venezolana PDVSA, que están prófugos y para los que el juez pidió la extradición, podrían recibir penas de tres a cinco años de cárcel.
La prisión preventiva y el proceso contra el vicepresidente tienen como telón de fondo la fractura en el seno del movimiento oficialista Alianza País -en el poder desde 2007- entre los partidarios del presidente Lenín Moreno y los del exmandatario Rafael Correa, el gran aliado de Glas.
Correa, que en varias ocasiones ha dicho que no existen pruebas contra Glas, sostiene que Moreno, que fue su vicepresidente entre 2007 y 2013, se ha aliado con la oposición tradicional y se sirve de la lucha contra la corrupción para desprestigiar a su gobierno e inhabilitarle a él.
La Fiscalía, que se abstuvo de acusar del mismo cargo al delator y exdirector de Odebrecht en Ecuador José Conceicao Santos Filho, advierte desde hace semanas que Glas podría ser acusados de más delitos, como cohecho y enriquecimiento ilícito, con penas mucho más severas.
Según explicó a la AFP el politólogo Santiago Basabe, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), el “costo político para Moreno de mantener al vicepresidente apartado de la acción judicial era insostenible”.
“Optaron por la salida que menos daño le genera al señor Glas, al gobierno (de Moreno) y al gobierno del expresidente Correa, que es iniciar un juicio penal por un delito relativamente menor y dejar al menos hasta ahora todavía sin un enjuiciamiento formal a las denuncias más grandes”, agrega.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal