viernes, 3 de noviembre de 2017

Yu Darvish, luego del juego 7, quedó como el villano de la Serie Mundial; Springer fue el héroe

REDACCIÓN. Así como existe un héroe en cada historia de triunfo, lo mismo sucede del lado contrario, un villano. Al fin y al cabo se pueden considerar tantos superhombres como antagonistas.
Desafortunadamente, hablando de villano, si bien varios bateadores claves fallaron por parte de los Dodgers, lo que se mira es a Yu Darvish, el abridor de los Dodgers, que no fue capaz de lanzar más allá de 1.2 entradas en cada una de las dos salidas que tuvo en la Serie Mundial, especialmente en el séptimo partido que se jugó el 1 de noviembre contra los Astros de Houston.
Como resultados, los Astros levantaron el trofeo de campeones en Dodger Stadium y los Dodgers tendrán que esperar para 2018, su búsqueda de otra corona.
El periodista del diario Los Angeles Times, Dylan Hernández, le dedica una columna a Darvish, sobre su actuación en la finalizada Serie Mundial, 2017.
LOS ÁNGELES. Fue una bonita historia, cómo los Dodgers abrazaban al recién llegado que no era solo de otro país sino que también estaba conectado como nadie más que ellos conocieran.
El final no fue tan reconfortante. Yu Darvish falló a los Dodgers en el mejor escenario del deporte.
Darvish hizo lo inimaginable e inexcusable, después de un comienzo históricamente atroz con otro, el segundo el miércoles por la noche en una derrota por 5-1 ante los Astros de Houston en el Juego 7 de la Serie Mundial. Nunca le dio a los Dodgers la oportunidad de ganar el campeonato por el que esperaron 29 años para reclamar, permitiendo cinco carreras y solo registró cinco outs en el Dodger Stadium.
El derecho parecía devastado cuando entró en una conferencia de prensa posterior al partido. Sus ojos estaban llorosos. Su cara estaba roja.
Darvish se reunió y habló de cómo quería pagar a los Dodgers por una enorme deuda que sentía que les debía.

La historia registrará su canje del 31 de julio a los Dodgers en términos absolutos. Darvish ayudó a los Dodgers a llegar a la Serie Mundial, ganando un juego en una serie de división de la Liga Nacional y otro en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Eso no es lo que será recordado. El objetivo de la organización no era llegar a la Serie Mundial. Era para ganarla.

“Me dieron mucho”, dijo en japonés. “He tenido algunos dolores en el pasado. Para ser sincero, desde que llegué a las Grandes Ligas, mi pasión por el béisbol había comenzado a disminuir. Estaba realmente preocupado por eso, especialmente en los últimos tres años”.
Darvish tragó saliva.
“Me dieron objetivos”, dijo sobre los Dodgers. “Me dieron el objetivo de no querer perder hasta el final. Entonces mi objetivo se convirtió en un buen desempeño en la Serie Mundial”.
Su apreciación solo intensificó su angustia.
“Todos tienen días realmente horribles”, dijo. “Cuando tengo un día horrible, lo que pienso es cómo por cada día horrible que he tenido, he tenido un gran día y he agregado otra persona maravillosa a mi vida. Cuando pienso así, es más fácil. Pero lo que hice hoy afectó a todos los Dodgers, así que no sé si eso va a funcionar”.
Clayton Kershaw lanzó cuatro entradas en relevo, levantando preguntas sobre por qué no comenzó en lugar de Darvish. He aquí por qué: Darvish es un cuatro veces “All-Star”. Esto se convirtió en un tema de conversación solo porque Darvish no hizo lo que se suponía que debía hacer. No se trataba de que el mánager Dave Roberts o la oficina central no pensaran fuera de la caja y trajeran a Kershaw con dos días de descanso. Se trataba de que Darvish no apareciera en el escenario más grande del béisbol, simple y llanamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Noticias Mas Leidas

Marcio Veloz Maggiolo, se ha marchado nuestra pluma mayor

Pagina Principal