martes, 13 de noviembre de 2018

CALIFORNIA: Asciende a 44 la cifra de muertos en gigantesco incendio

CALIFORNIA.- El número de víctimas por los incendios forestales en California se elevó a 44 en todo el estado: 42 en el norte de California y 2 en el sur de California.
El fuego seguía ardiendo en ambos extremos del estado, con fuertes vientos pronosticados para la noche que representarían un desafío para los bomberos. El así llamado incendio Camp que devastó una franja del norte de California fue el más letal.
El presidente Trump aprobó este lunes una Declaración de Desastre para California.
El presidente declaró que existe un gran desastre en el estado de California y ordenó ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación estatales, tribales y locales en las áreas afectadas por incendios forestales a partir del 8 de noviembre de 2018.
La acción del presidente pone a disposición fondos federales para las personas afectadas en los condados de Butte, Los Ángeles y Ventura.
La asistencia puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos a bajo costo para cubrir pérdidas de propiedad no aseguradas y otros programas para ayudar a individuos y dueños de negocios a recuperarse de los efectos del desastre.
El financiamiento federal también está disponible para los gobiernos locales, estatales y elegibles, y para ciertas organizaciones privadas sin fines de lucro que comparten costos para el trabajo de emergencia en los condados de Butte, Los Ángeles y Ventura.
Los fondos federales también están disponibles en una base de costos compartidos para las medidas de mitigación de peligros en todo el estado.
Brock Long, Administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Departamento de Seguridad Nacional, nombró a David G. Samaniego como el Coordinador Federal para las operaciones de recuperación en las áreas afectadas.
Las evaluaciones de daños continúan en otras áreas, y se pueden designar áreas adicionales para asistencia después de que se completen completamente las evaluaciones.
Por lo menos cinco equipos de rescate trabajaban en Paradise, una localidad de 27,000 habitantes que en gran parte fue destruida el jueves por las llamas, y en comunidades circundantes. Las autoridades convocaron a un laboratorio ambulante de ADN y a antropólogos para que ayuden a identificar a las víctimas del incendio forestal más destructivo en la historia de California.
Para el domingo en la tarde, una de las dos carrozas fúnebres negras que estaban estacionadas en Paradise había recogido otro conjunto de restos.
La gente que buscaba a sus amigos o parientes llamó a centros de evacuación, hospitales y a la oficina del forense.
Sol Bechtold manejó de un albergue a otro buscando a su madre, Joanne Caddy, una viuda de 75 años cuyo hogar se incendió junto con el resto de su vecindario en Magalia, al norte de Paradise. Vivía sola y no conducía.
Bechtold publicó un anuncio en las redes sociales, lo colocó en los tableros de avisos de los albergues y le mostró su fotografía a los evacuados, preguntando a ver si alguien la reconocía. Se topó con algunos de los vecinos de su madre, pero ninguno la había visto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal