domingo, 4 de noviembre de 2018

Daddy Yankee y Bad Bunny: una entrega sin desperdicios en Altos de Chavón

LA ROMANA. Las piedras del anfiteatro de Altos de Chavón fueron testigos de un espectáculo sin desperdicios que tuvo como protagonistas a Daddy Yankee y Bad Bunny, dos artistas urbanos de diferentes generaciones que demostraron su gran capacidad de convocatoria al reventar este emblemático escenario dominicano.
Faltando cinco minutos para las 9:30 de la noche, una cuenta regresiva anunciaba que la espera de un público vario pinto, en su gran mayoría joven para ver a sus ídolos estaba a punto de concluir. ¡Y así fue!
El primero en subir al escenario fue el “Conejo Malo”, quien haciendo gala de su popular repertorio enloqueció – y nunca mejor dicho-al público, en especial a las mujeres, quienes no paraban de bailar, gritar y cantar cada una de las canciones seleccionadas por el exponente boricua.
“Es que lo amo, me sé todas sus canciones”, me contestó una alborotada joven que estaba a mi lado al preguntarle porqué su reacción al verlo salir al escenario del concierto realizado por la Casa Brugal y Casa de Campo en la noche del sábado.
“Tu no metes cabra”, “Estamos bien”, “Me acostumbré”, “Diles”, “Solita”, “Si tu novio te deja sola” y “Ahora me llamas”, fueron los primeros temas cantados por el “chico malo” del trap.
“Quiero agradecer a la República Dominicana por el apoyo que le ha dado a mi carrera, hace dos años yo solo era un soñador y ahora canto en escenarios tan imponentes como este de Altos de Chavón, esto demuestra que cuando tienes un sueño tienes que ser perseverante y se materializará”, dijo recibiendo una ovación del público asistente en el que había una gran representación de puertorriqueños y venezolanos.
Las siguientes canciones interpretadas por Bad Bunny fueron “Dime si te acuerdas”, “Sensualidad”, “Mayores” “Escápate conmigo”, “Original”,
“Mia” y “¿Cuál es tu plan?”.
El puertorriqueño no paró de recoger objetos lanzados por fanáticas, con quienes se tiraba selfies y obsequiaba algunas piezas de su vestuario con el estrafalario y característico estilo, donde los colores, lentes de sol y sombrero no faltan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal