martes, 11 de diciembre de 2018

Finge su muerte para no hacer un banquete que le habían pagado

 A pocas horas de celebrarse una boda, el responsable de la empresa de catering envió un correo electrónico a la novia fingiendo que él y su hijo habían fallecido para no servir un banquete que ya habían cobrado, una mentira que la Justicia reconoce pero que no castiga al no considerarla una estafa.
Porque pese a faltar a la verdad y no prestar el servicio de catering ni devolver el dinero a los novios, la Audiencia Provincial de Madrid les absuelve en una sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, de un delito de estafa, por el que la Fiscalía pedía un año y tres meses de prisión. Padre e hijo. El fallo es recurrible.
La historia es cuanto menos surrealista. En junio de 2015, Sorina y Leonardo delegaron la responsabilidad del banquete a la empresa Catering Módena, con la que concertaron a través de un contrato verbal, que nunca se puso sobre papel, un precio de 1.980 euros, IVA incluido.
Como habían acordado, la pareja adelantó el 75% del precio, 1.500 euros, en la cuenta corriente acordada. Y de esta forma pensaron que ya podían dormir tranquilos. Nada más lejos de la realidad.
Todo transcurría con normalidad cuando la víspera, el hijo llevó una carpa de lona al lugar donde se iba celebrar el banquete el 5 de septiembre de 2015. Pero la sorpresa/angustia no tardó en llegar.
Sorina se despertó el día más importante de su vida con un email de la empresa de catering -escrito por el padre-, que le anunciaba que nadie iba a poder encargarse de su banquete porque los responsables acababan de morir en un terrible accidente en sus instalaciones y que les iban a devolver el dinero.
La sentencia dice lo siguiente: “Jesús, desde la cuenta de la empresa, remitió a Sorina un correo electrónico, en el que, faltando a la verdad, le comunicó la imposibilidad de cumplir con lo concertado, porque él mismo y un hijo suyo habían fallecido en un accidente producido en las instalaciones de la empresa”. Y aquí termina el relato de hechos probados, con la mentira al descubierto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal