domingo, 5 de abril de 2020

Periodista: Un profesional que se reinventa en medio de una de las peores crisis de salud en el mundo

Este domingo 5 de abril se celebra el Día Nacional del Periodista, y la mayoría de estos profesionales han tenido que trabajar desde sus hogares, extrañando el mágico mundo de las salas de redacción

Las bullosas salas de redacción lucen vacías y frías. El roce en la interacción de los periodistas, fotógrafos, editores de videos, conductores de prensa y hasta del personal de servicio que cada día confluyen en los medios de comunicación le hace falta a más de uno de los profesionales de la prensa.


El mundo del periodismo ha sufrido un cambio radical. Desde la llegada del nuevo coronavirus, la compilación, redacción y transmisión de las noticias cambió de un momento a otro, y casi sin que los periodistas se dieran cuenta.

Un estado de emergencia nacional y mundial por los efectos del COVID-19 ha llevado a la mayoría de los periodistas a quedarse en sus casas y, desde allí, hacer uso de las tecnologías de la información para realizar el trabajo a distancia.

Las fuentes de información han tenido que implementar, para evitar exposiciones de contagio, las teleconferencias de prensa. Las vemos a diario desde la Presidencia de la República, el Ministerio de Salud Pública, los partidos políticos y cuantas instituciones desean enviar un mensaje para que se hagan eco los medios de comunicación.

Y, es que, el nuevo coronavirus ha venido a cambiar las reglas de juego de uno de los más evidentes exponentes de las Ciencias de la Comunicación Social: el periodista.

Hoy, 5 de abril, que se celebra el Día Nacional del Periodista, la pandemia que tiene arrodillado al mundo, encuentra a los profesionales de este noble y exigente oficio haciendo su mejor esfuerzo de producir mayor cantidad y mejor calidad de contenidos, obviamente, desde la intimidad de sus hogares, debido a que la cuarentena por la pandemia ha disparado una sed de información a nivel mundial. República Dominicana no es la excepción.

Precisión, objetividad y responsabilidad

Adriano Miguel Tejada, director de Diario Libre y miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), dice que para nadie es un secreto que la pandemia del COVID-19 ha alterado la vida de todo el mundo, en todo el mundo.

“Para los periodistas, por ejemplo, que estamos acostumbrados a trabajar en ambientes gregarios, en donde todo el mundo en la redacción se apoya, cubre fuentes en donde hay periodistas de otros medios, el cambio ha sido radical”, expresa.

Y dice más: “El 90 por ciento de la redacción de Diario Libre está trabajando desde su casa, para solamente poner un ejemplo, y eso está pasando con los otros medios”.

El ejecutivo editorial precisa que los editores de secciones como Deportes y Espectáculos “las tienen en China”, porque ni hay deportes ni espectáculos, y entonces tienen que trabajar más en la elaboración de notas que resulten de interés para los lectores, sin necesariamente ser de actualidad o ser los temas que tradicionalmente tratan en sus secciones.

Comenta que la SIP, de la cual es miembro de la Junta de Directores, tuvo que suspender su asamblea de verano que se iba a celebrar en México, porque ninguno de sus miembros podía salir de sus países por la veda de transporte aéreo que hay.

“¿A qué nos obliga esta pandemia? A ser mucho más precisos, responsables y objetivos. Ahora sí es verdad, cuando todo el mundo está conectado, una falsa noticia puede hacer un daño peor que la pandemia”, reflexiona.

Tejada, quien por sus responsabilidades en Diario Libre asiste cada día a la redacción del diario, precisa que el efecto de una noticia falsa es funesto, lo que obliga a la prensa a ser un instrumento de orientación, tras señalar que muchos ciudadanos se comportan sin seguir las reglas de salud, lo que hace que se amplíe y se expanda el número de afectados por la pandemia.

“Esta es una situación irregular y mientras menos esfuerzos hagamos por controlarla, más vamos a durar. Debemos contribuir a llevar orientación a la gente para que cumplan las normas”, sostiene.

Pedro Martín Sánchez, redactor de la sección de Política, comparte trabajo y paternidad en la actual coyuntura.

A seguidas, indica: “Los medios de comunicación hemos seguido funcionando. Todos tenemos la misma responsabilidad que es contribuir a que salgamos de este problema, con la menor cantidad de muertes posible, lo más pronto posible, para que la actividad económica vuelva otra vez a funcionar, para que la gente no siga perdiendo sus empleos y para que las actividades de la gente con la que se gana la comida puedan funcionar lo más pronto posible”.

El último aspecto que hay que considerar, conforme a Tejada, es que esta crisis de salud puede durar mucho tiempo, por lo que orienta a periodistas y a la ciudadanía a no desesperarse.

“Hay que programarse para que en las casas las cosas se hagan, para entretener a los niños, ser imaginativos en cuanto a cosas que hay que hacer, para romper la rutina de un evento como el que estamos siguiendo”, resalta.

Y aporta otro elemento: “Es un momento de solidaridad, por eso en Diario Libre hemos criticado cuando comunidades, ciudades y barrios no quieren que les lleven enfermos allá, pero cuando han necesitado apoyo lo han pedido”.

Y, como este domingo es el Día Nacional del Periodista, Adriano Miguel Tejada envió este mensaje a todos los profesionales que ejercen este oficio en suelo dominicano: “No quiero concluir sin felicitar a todos los periodistas en este día. Vaya nuestra felicitación, que sigan haciendo su labor con responsabilidad, apego a la ética, con entusiasmo, porque en tiempos de crisis es cuando más se necesita del periodista y del periodismo acertado”.

Riesgo y responsabilidad

De su lado, Persio Maldonado, director del periódico El Nuevo Diario y presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios, es de opinión que, como ocurre siempre en el ejercicio del periodismo, en los momentos más difíciles es donde mayor riesgo y mayor responsabilidad enfrentan los periodistas.

“Esta pandemia que está enfrentando el mundo de hoy, lo que no excluye a República Dominicana, nos encuentra en ese nivel de responsabilidad y riesgo, el que tenemos que asumir para mantener debidamente informada a la población”, manifiesta.

Y, al hablar de riesgo, hace énfasis en la responsabilidad de enfrentar las denominadas noticias falsas. “Creo que ahora hay un riesgo mayor que nos obliga a ser más puntuales, precisos y veraces, y son las informaciones falsas que se multiplican tan rápido en las redes sociales, lo que nos obliga doblemente a mantener a una población debidamente bien informada”.

Considera que en estas circunstancias, la labor periodística es un tema central para el Gobierno, la sociedad en su conjunto, y para el país como tal, debido a que es necesario mantener un flujo de información certera que le permita a la gente prevenir esta enfermedad, poder tener las orientaciones adecuadas para poder atenderse, contar con informaciones verdaderas de lo que está sucediendo en el escenario nacional en los distintos niveles, tanto sanitario como de las medidas que el Gobierno está tomando en una situación de emergencia.

“Los medios de comunicación que integran la Sociedad Dominicana de Diarios nos hemos puesto de acuerdo, tenemos una línea de orientación bastante efectiva, hemos hecho cosas en conjunto como la falsa portada, con un llamado colectivo para que la gente se mantenga en sus casas llevando la cuarentena”, expresa.

A seguidas, agrega: “Hemos estado trabajando en conjunto, lo que muestra de que se puede trabajar juntos y tener mayor alcance y efectividad, a la vez que nos da una experiencia interesante como medios, para darnos cuenta que podemos ser competencia en el mercado, pero tener un objetivo común en puntos que son esenciales para la sociedad dominicana, como es este caso para que podamos superar esta pandemia”.

Maldonado asegura que en medio de esta crisis todo el mundo ha tenido que reinventarse y “sacar de abajo”, tras expresar que justamente es en los momentos difíciles cuando surge la verdadera capacidad de dar respuestas.

“Los medios hemos tenido que intensificar el uso de la tecnología, las redes sociales y las bondades de la multimedia. En este caso hemos tenido que dar una mayor intensidad y creo que esto va a ser un aspecto positivo desde el punto de vista de avanzar más en ese esfuerzo de digitalización que tiene la sociedad dominicana”, considera.

“La mayoría hemos estado trabajando con el personal desde la casa, lo que es una experiencia interesante desde el punto de vista de la gestión y de la responsabilidad del profesional de la comunicación que sabe que, aún en sus casas, tienen que cumplir una tarea; sin embargo, la naturaleza de nuestro trabajo obliga que unos cuantos deban ir a la calle, pues hay que buscar fotos, reportes, contenidos, entrevistas”, sostiene.

De manera que, como indica Maldonado, El Nuevo Diario ha tenido que intensificar un esfuerzo que venía haciendo hace mucho, pero que en este momento le ofrece la oportunidad de ir profundizando el proceso de digitalización en la comunicación.

La ventaja de la tecnología

Para el periodista Fausto Rosario Adames, director del portal Acento y Acento TV, el periodismo junto con el sector salud son dos de las áreas más impactadas por esta gran crisis mundial y local a la que estamos enfrentados con el coronavirus, y de inmediato considera que tanto los métodos de trabajo de los profesionales de la salud y de la comunicación han cambiado sustancialmente.

“En el caso del periodismo hemos tenido la ventaja de estar integrados a las nuevas tecnologías y de incorporar obligatoriamente nuevas tecnologías, porque estamos impedidos de salir a las calles, de entrevistar personas o juntarnos con grupos de personas, como ha sido la norma que se ha establecido en todos los lugares”, dice.

“En el caso del portal Acento, hemos decidido trabajar desde nuestras casas, por horas, por grupos de trabajo para dar continuidad y tener todo el tiempo actualizada la página web”.

Es una labor que busca conservarla mayor calidad posible en las informaciones que cada sirven a los lectores, el aporte de una mayor cantidad de datos, haciendo uso de las nuevas tecnologías, de las que poco a poco se han ido acostumbrando, entrevistando personas desde sus hogares por vía de algunas de las plataformas que existen y participando de las ruedas de prensa que ofrece el ministro de Salud cada día, con preguntas a distancia.

“Yo creo que el periodismo digital y la televisión por internet han sido favorecidos de algún modo, por todos los elementos tecnológicos que nos facilita la comunicación y nos han obligado, incluso, a retroceder, buscando datos del pasado en nuestros propios archivos con reportajes que hemos escrito con temas distintos y recordándolos porque en este momento en materias de atención en salud son elementos sumamente valiosos e importantes”, indica.

Fausto Rosario Adames, asegura: “Estamos desafiados como periodistas, estamos obligados a buscar el dato y aportarlo, entregarlo; pero, además, en una empresa pequeña como la nuestra, debemos preocuparnos por mantener la publicidad como elemento de sostenibilidad”.

Debemos cuidar nuestras vidas

La periodista Altagracia Ortiz Gómez es editora de Salud del periódico Hoy, quien, por su responsabilidad, debe escalonar su presencia en la redacción de ese diario.

“Este Día del Periodista nos encuentra en medio de una pandemia mundial de coronavirus que ha matado ya a tanta gente. Los periodistas tenemos el reto de informar con responsabilidad, cuidando nuestras propias vidas y la de nuestra familia. Esto constituye un reto sanitario, personal, individual y de periodismo responsable”, indica.

La veterana periodista, dice más: “Creo que es un triste día para todos nosotros que, en vez de muchas celebraciones nos encontramos en esta situación. Aprovecho el Día del Periodista para pedirle a los dominicanos, desde un punto de vista de periodismo responsable, que se cuiden, que estas medidas restrictivas que ha puesto el Gobierno son para que nos cuidemos. Ni una víctima más”, proclama.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Noticias Mas Leidas

Marcio Veloz Maggiolo, se ha marchado nuestra pluma mayor

Pagina Principal