martes, 21 de abril de 2020

El crudo de Texas se desploma un 305 % y el barril queda a -37,63 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) se desplomaba este lunes a media jornada un 45,21 %, hasta los 10,01 dólares el barril, su nivel más bajo desde 1986, ante el recorte de la demanda provocado por la pandemia de COVID-19 y la proximidad del vencimiento de los contratos.


A las 12.00 hora local de Nueva York (16.00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo, que expiran mañana, restaban 8,26 dólares respecto a la sesión del viernes, ahondando en la tendencia bajista de las negociaciones previas a la apertura del mercado y encaminados a registrar el peor día de la historia para el crudo de referencia en Estados Unidos.

En la apertura, el petróleo de Texas se derrumbó un 38,59 %, hasta los 11,22 dólares el barril, lo que marcaba su nivel más bajo desde 1998.

En el caso de los contratos con vencimiento en junio, en los que el volumen de negociación es mayor, la caída era en torno al 13 % y el precio se situaba en 21,74 dólares.

Según los analistas, el desplome se debe al temor por la falta de capacidad en la potencia norteamericana para almacenar crudo en medio del abismal recorte en la demanda, provocado por el parón en la actividad a consecuencia del coronavirus.

“La destrucción intradía del WTI de hoy es épica en escala y muestra la gran inestabilidad de los contratos de mayo de 2020 ante su expiración de mañana y los miedos a que el almacenamiento no se pueda materializar”, expresó la analista Louise Dickson, de la firma Rystad Energy.

Con el precio del barril de Brent situado en unos 26 dólares, los analistas de esa firma, no obstante, invitan a observar la diferencia WTI-Brent tomando en cuenta los precios de los contratos de junio del WTI, ya que los futuros de referencia en Europa cambian de mes antes que los estadounidenses, explican.

El mercado sigue volátil a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios acordaron a principios de abril reducir su producción en 9,7 millones de barriles diarios para compensar ese recorte de la demanda ligado al COVID-19, que los inversores no parecen creer que sea suficiente.

Descarta impacto en RD

El administrador de la Refinería Dominicana de Petróleo, Felix Jimñenez,  descartó que esta baja en el crudo de Texas se vaya a reflejar en lo inmediato en los precios de los combustibles en la Republica Dominicana.

Dijo a Noticias SIN que la única empresa que compra petróleo es la Refinería y actualmente sus tres tanques de almacenaje ubicados en Nizao, de San Cristóbal, están a capacidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal