domingo, 19 de julio de 2020

Guardia Costera de PR repatría 58 inmigrantes ilegales dominicanos

La guardia costera de Puerto Rico ha entregado a 58 inmigrantes ilegales dominicanos a la Armada de la República Dominicana a última hora de este viernes, tras interceptar tres embarcaciones en el Canal  de Mona, en la costa oeste  de la isla.

El primer viaje ilegal fue detectado el jueves por la tarde por la tripulación del avión de la Guardia Costera “HC-144 Ocean Sentry”, aproximadamente a 38 millas náuticas (70,3 kilómetros) al noroeste de Rincón (oeste de Puerto Rico).

El “Richard Etheridge” se desvió al lugar, donde la tripulación detuvo el bote de fabricación casera de 30 pies (9 metros) y embarcó a los 26 hombres y 8 mujeres, que estaban a bordo.

El segundo viaje de los migrantes fue interceptado el jueves por la noche por la tripulación de una unidad marina de patrullaje de las Fuerzas Conjuntas de Acción Rápida (FURA) de la Policía de Puerto Rico, cerca de la costa de Aguada (noroeste de Puerto Rico).

Nuevamente el “Richard Etheridge” llegó al lugar donde encontró un bote de 26 pies (7,93 metros) y la tripulación embarcó, en este caso, a 11 migrantes, 8 hombres y tres mujeres.

El tercer viaje ilegal fue interceptado el jueves por la noche por una tripulación de una unidad marítima de Aduanas y Protección Fronteriza, aproximadamente a cinco millas náuticas (17 kilómetros) al noreste de la Isla Desecheo, mar adentro en el oeste Puerto Rico.

Otra vez, el barco “Richard Etheridge” llegó al lugar donde había un embarcación de 22 pies (6,7 metros) y la tripulación embarcó a los 13 migrantes, 10 hombres y 3 mujeres, que fueron llevados a bordo.

El citado barco de la Guardia Costera transportó ayer a los 58 migrantes de los tres casos a aguas territoriales de la República Dominicana, donde fueron repatriados a un buque de la Armada de la República Dominicana, cerca de Punta Cana, en el oeste de dicho país caribeño.

Una vez a bordo de un cortador de la Guardia Costera, todos los migrantes recibieron comida, agua, refugio y atención médica básica. Durante la interdicción, los miembros de la tripulación de la Guardia Costera fueron equipados con Equipo de Protección Personal para minimizar la exposición potencial a cualquier posible caso de COVID-19.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pagina Principal